Todas las marcas aquí mencionadas son propiedad de sus respectivos dueños.
©2011-2017 Silvercow Games. Todos los derechos reservados.
da
PREMONICION

La cruzada Akhri hacia Carjas no fue accidente, todo era parte de un plan más grande, un objetivo muchísimo más antiguo. Akirio buscaba algo específico, un objeto, una pista, un indicio que diera forma a ese recuerdo perdido de su época en cautiverio por parte de los fiuros.
Con el objetivo cumplido, Akirio logra conseguir lo que estaba buscando. Un localizador fiuro que lo lleva hacia un nuevo continente, más precisamente a Munwak, territorio del continente Gaba. El trabajo estaba finalizado. Era momento de abandonar la gran fortaleza y de emprender el largo viaje junto a su gran ejército
.
Akirio abandona el continente utilizando la lanzadera Kri que impulsa embarcaciones a extrema velocidades, esta lanzadera es un sector anexo de su laboratorio en los pantanos de Sidio. La embarcación akhri se abrió camino por los estrechos arroyos hasta los grandes ríos que lo llevarían al océano y posteriormente a Munwak. Ainixs y atyos protegían desde los cielos la embarcación.


CARJAS INVADIDA ?

En Carjas, solo queda parte del ejército invasor akhri que es derrotado por los bythros luego de un asedio bien dirigido por Ogánan, guardián de Osaria y Kuroc, líder de la guardia oróphitra. El joven caudillo proveniente de Oroph comandó una terrible embestida con una tropa formada principalmente por rinothros. El paso fue continuo y demoledor. La resistencia akhri fue aplastada definitivamente sin ningún contratiempo, ni siquiera el ácido derramado por lacertillos y kripiones sobre los muros de la gran base pudieron frenar el poderío bythro.


LA LLEGADA A MUNWAK


Munwak, un terreno llano solitario de tierra color grisácea, es destino de la gran migración akhri.
Para Akirio, el lugar le era familiar, su mente de a poco se despeja logrando descifrar muchos de sus recuerdos.
Bajo el gran manto terrestre, una gran base fiura estaba oculta.
..
Oblitus, éste gran complejo subterráneo, funcionaba tanto como puesto modular de infantería fiura como bodega de almacenamiento de bots avanzados.
Un millar de bots fiuros era sin dudas un ejército digno del gran líder akhri.
La activación de los antiguos sistemas fiuros permitiría el control total de Akirio sobre estos bots y la posibilidad de llevar a su ejército al siguiente nivel de evolución, aunque no seria nada fácil...

Los humanos notaron la migración de criaturas akhri hacia el nuevo continente. Nada bueno puede resultar de esto. Emprendieron un despliegue preventivo, siguiendo a distancia segura a las grandes manadas. Se han asentado en el lugar y cuentna con un centro de reparación de bots ya que han encontrado por la zona piezas de antiguos bots fiuros lo que permite desarrollar un nuevo plan sobre este tipo de armamento robótico. Los ingenieros han podido reactivar algunos sistemas de armas para la infantería y han encontrado una fuente de energía capaz de darle un gran aumento en la capacidad destructiva sin quitarle precisión a los cañones Gastor.
Estas implementaciones de equipamientos en la armada gastor fue y es primordial para mantener a los enemigos a raya. Varias explosiones han dejado al descubierto muchas cavernas subterráneas ocasionando hudimientos en el terreno.
Muchos peligros de esta parte del continente provienen de lo profundo, pero la armada humana está preparada para este tipo de terrenos. Hace un tiempo, ingenieros owinenses desarrollaron el nuevo vehículo hormiga llamado “Rambeque”.  Este vehículo pequeño, tripulado por 3 personas, puede trasladarse con total normalidad sobre túneles abriendo camino a la infanteria.


Luego de estabilizar la fortaleza, Kuroc se embarca en una nueva misión siguiendo los rastros akhri junto a sus hordas pesadas de montados, lo espera su hermano Gurk, conquistador de los llanos de Gaba y jefe de la tribu Tukra. Los tukros montan sobre rinothros, pero también lo hacen sobre vurwos, un animal lento pero fuerte que habita el continente en gran número. La gran manada de rinothros y vurwos montados se enfrenta cara a cara frente a los pesados Gastors por el dominio de los vastos llanos. El conflicto entre estas grandes y terribles moles solo es interrumpido cuando liguos y acidontis surgen sorpresivamente de las cavernas subterráneas para golpear por sorpresa.

Cazadores nómadas observan la gran contienda desde los perímetros del llano, dónde se inicia la pequeña pero tupida selva de Benea. El turbulento río Palán separa ambas regiones, un torrente de agua dulce angosto pero repleto de vegetación sobre sus costas, que es habitado principalmente por drócomos, sin embargo, la criatura más reconocida del lugar es la peligrosa medusa de río, no solo por su aspecto extraño sino por la letalidad de su ataque.
Con el correr de las semanas, los cazadores salen de los bosques para asistir a la contienda principal en los llanos. Han construido pesadas torres de madera de “beneto”, arboles ancestrales de tronco compacto, casi impenetrable. Solo pueden ser cortados si se debilita con los jugos provenientes de su propio fruto. Las novedosas torres fueron montadas sobre rieles de tronco para su transporte. Poseen un largo brazo articulado con contrapeso. Su función es enviar a los cazadores con gran precisión sobre objetivos específicos en el campo de batalla, detrás de las líneas enemigas.


Akirio está a punto de descubrir lo que necesita...
¿Qué terrible amenaza se desatará en Enadrya?
Muy pronto se resolverá el Enigma.