Todas las marcas aquí mencionadas son propiedad de sus respectivos dueños.
©2011-2015 Silvercow Games. Todos los derechos reservados.
da
Historia
Bienvenidos a Enadrya, el gran planeta del sistema solar Huruf.

LOS INICIOS
Los inicios cuentan que una raza avanzada, los fiuros, se abastecía en Enadrya de un mineral muy valioso llamado dril. Este mineral era utilizado por esta raza como recurso de energía.
Para la recolección de dril, los fiuros esclavizaban a otra raza (bythros) oriunda de un planeta muy lejano, por ahora desconocido.

Akirio, el científico fiuro más importante, encabezaba el equipo encargado de investigar de que manera los akhris (criaturas del planeta enadryano) tenían la capacidad de absorber naturalmente energía de este mineral.
Durante su investigación en tierras enadryanas, accidentalmente se infecta con células madres provenientes de criaturas, lo que provoca un cambio en su apariencia. El cambio en su aspecto también seria notado por otros fiuros, que deciden encerrarlo y dejarlo en estado de observación, temiendo una epidemia y que a otros les pase lo mismo.
Con el paso del tiempo, Akirio sigue mutando, logrando un aspecto aterrador y adoptando la habilidad de poder comunicarse con criaturas nativas del planeta (akhris), adquiriendo control sobre ellas.
Una noche, bajo el resplandor de las 3 lunas, Akirio logra escapar refugiandose en las oscuridades de los pantanos.
Los fiuros deciden ir a buscarlo y asesinarlo ante una posible amenaza, pero su intento falla. Akirio habia adquirido un gran poder y dominaba de gran manera a los akhris. Al verse traicionado por integrantes de su propia raza, prepara un ejército y decide atacar la base fiura. La batalla dura varios dias, los fiuros salen derrotados, la mayoria muere y los sobrevivientes quedan prisioneros.
Durante la batalla, los bythros esclavos escapan esparciendose por todo el continente.

Despues de miles de años, Enadrya ya no es la misma tierra tranquila que alguna vez fué.
Akhris y bythros se han establecido por todo el planeta. La batalla por el territorio y uso de recursos es incesante.


LA LLEGADA DE LOS HUMANOS A ENADRYA
Después de muchos años de viaje, los humanos pisan suelo enadryano estableciendo su base principal sobre la parte oeste de los llanos de Owin, en el límite con las montañas de Geruo. Un lugar perfecto para el primer asentamiento humano.

Luego de terminar con la mega-construcción de Ciudad Gris, la primer base humana,

los grandes líderes militares comandados por Fuser se ocuparon de dirigir las tropas en defensa de su única base. Tuvieron que soportar ataques por tierra y aire durante mucho tiempo, pero gracias a un gran planeamiento colectivo los ataques empezaron a mermar y los humanos comenzaron a tomar fuerza en el lugar.

Muchas exploraciones fueron sorprendidas por akhris, por tribus byhtros o simplemente guerreros nómadas.
Todos en Enadrya recuerdan la gran pérdida que sufrió el ejército gris cuando el teniente Sergio Méndez y sus compañeros fueron abatidos por acechadores geruanos.

Pasado el tiempo, los humanos han ganado terreno logrando cruzar los mares y construyendo nuevas bases. Sin embargo, antes de asentarse en la península de Johas, ubicada en el contiente Derta, tuvieron que construir un segundo bastión para asegurar su base principal.
La Ciudadela de Owin es la primer defensa de Ciudad Gris, y es en donde se fabrican los grandes Gastors X1 y Gastors X1 Dual. Estos grandes tanques mejorados del gran Gastor X son el alma del ejército humano. Fueron diseñados para aniquilar akhris por tierra en grandes números. Mulawees y karoths son exterminados en los llanos cada vez que son detectados por radares y uniflyers.


EL DUSKO, UN INMENSO DEPÒSITO NATURAL DE DRIL
Las tribus del sur, como se los conoce a estos pueblos bythros ubicados en el Dusko, han resistido durante siglos los peligros que les ofrece el gran desierto blanco. Valko, el comandante que lidera a los fargorios, ha dominado desde siempre este territorio junto a sus aliados.
Sus batallas siempre han sido contra sus eternos enemigos... los akhris. Montados en buorfos de gran tamaño y acompañados por prakutes de caza, los guerreros de Fargos pelean contra chalikos y cabigis doble cabeza sobre el manto de hielo.
Siempre está latente el ataque de los grandes kirones que habitan en las profundidades del Dusko. Estas terribles criaturas son rápidas y muy difíciles de detectar, solo el temblor de la superficie alerta durante segundos el letal ataque.

Los grandes depósitos de dril han sido detectados por los humanos tras enviar exploradores al lugar y luego de un análisis de la zona decidieron establecer una base llamada Planta CEED (planta clasificadora, de extracción y empaque de dril). En esta planta trabajan principalmente: mineros, científicos y operadores. Una vez extraído el dril, se lo clasifica y empaca para luego poder trasladarlo a las demás bases. Para la extracción de este mineral los humanos crearon máquinas llamadas Rotorfrozen truck, y recientemente han diseñado el Rotorfrozen Truck DP (doble perforador) que aumenta el nivel de extracción. Toda esta área se encuentra custodiada y protegida por la infantería, artilleros D101 y francotiradores posicionados en zonas elevadas.


LA GRAN BATALLA DE FALLEN
Akirio inició un gran plan para poder invadir el bosque de Fallen, un punto estratégico clave. Este inmenso bosque habitado por bythros, denominados fallenios, se encuentra en el centro, y es el único paso entre el norte y el sur del continente Yurjo.
Sin embargo, no era eso lo que buscaba Akirio en su interés de conquistar Fallen. Una energía oculta sumergida en las profundidades del bosque podía ser crucial en sus planes de conquistar Enadrya, este flujo de color verde, poderoso y extraño sería un ingrediente ideal en las nuevas mutaciones akhris, permitiendo evolucionar la raza.
Pero Fallen es un lugar sagrado bythro, custodiado por grandes guerreros fallenios veneradores de Fall, su Dios. Eso requería la creación de una criatura capaz de reptar por los bosques y acechar rápidamente, la serfibia. Este reptil de gran tamaño fue tan importante en la invasión de Fallen que se transformó en el akhri más temido.
Después de una batalla sangrienta y de que Akirio junto a su serfibia líder derrotaran a Hurko, el jefe fallenio. El gran amo de los akhris oscureció el bosque, lo transformó y lo devastó extrayendo la energía. Su objetivo había sido cumplido.
Muchos bythros escaparon hacia Geruo, donde guardianes y defensores del gran portal geruano pertenecientes en su mayoría a las tribus de Curliza y Hertaz hospedaron a sus pares del bosque.


KOLOMOR, LA ISLA DE FUEGO
Uno de los sectores más hostiles de Enadrya es sin dudas la isla de Kolomor. Esta isla plagada de volcanes y de paisajes extraños se encuentra habitada y custodiada por los kiguos, una tribu bythro de cazadores furtivos. Los "rojos", como se los apoda a estos bythros de tez roja, son guerreros despiadados y sin alma, mercenarios que solo batallan para el mejor postor. Montan sobre guakos, una bestia muy temida por cualquier enemigo, equipados con armas fabricadas de roca obsidiana o recolectadas en batallas pasadas.
No son una tribu muy organizada, principalmente porque son bythros solitarios dónde cada integrante antepone lo personal a lo grupal. Sin embargo, un solo guardián de Kolomor puede ser letal contra un grupo de exploración, porque conocen el terreno y saben perfectamente que cualquier intruso puede saquear los escasos recursos de la isla de los cuales dependen y mucho. Justamente este es uno de los motivos que ha forjado el carácter de los kiguos.
Ante la necesidad de dominar el océano y viajar al continente en busca de recursos, cuentan con embarcaciones pequeñas tripuladas por piratas y corsarios. La piratería es una de sus especialidades.
Los velas rojas navegan los grandes ríos de lava y son los encargados de la logística dentro de la isla.
Cuando una guerra se avecina, los rojos demuestran todo su potencial desplegando una de las bestias más grandes que habita suelo enadryano, el Vansirión.


UN DESIERTO MUY VALIOSO
El desierto de Aisha es un lugar desolado, con altas temperaturas y propenso a tormentas de arena. Estos vientos del desierto son muy peligrosos para la vida de los humanos en esta superficie. Sin embargo, esto no ha sido un obstáculo para los planes de la armada. Se desarrolló una nueva división de soldados entrenados para el enfrentamiento cuerpo a cuerpo equipados con espadas solares.
Lara Fuser, apodada "tormenta solar" e hija del comandante Fuser, es una de las soldado más letales, aún asi contra los grandes guerreros dorados bythros.
Ante la necesidad de moverse sobre superficies de arena, se diseñó un vehículo versátil, rápido y armado con poder de fuego, el Boogie lanzallamas.

Persiguiendo el objetivo de conseguir nuevas fuentes de energía, en este caso la energía solar, hace que los humanos se adentren en estos territorios hostiles. Èsta energía se almacena en baterías y abastece de carga a los armamentos solares como la espada, el mandoble, etc.
El puesto modular, la primer base humana en Aisha, no es autónoma en energía pero mucha energía de la que utiliza proviene de paneles solares. Una segunda fase del proyecto se encuentra en desarrollo, y uno de los objetivos de esa fase es lograr la autonomía energética creando una gran planta de energía solar. Pero esto todavía no es posible. Grandes gusanos akhris atacan sorpresivamente durante el día, y miles de kripiones desérticos perforan las defensas de la base por las noches. El alerta es una constante y demora el cumplimiento de los programas.

La gran fortaleza de Kahr, "capital" bythro de este territorio, se encuentra protegida por grandes murallas que la convierten en una base impenetrable. Alkan, rey de Kahr, es muy respetado por sus pares que reinan en bases menos importantes y es la gran voz del desierto.
El gran número de guerreros dorados hace que Aisha sea un territorio bythro, estos guerreros comandados por Amalkar son la elite en cuanto a organización durante la batalla. Los guardianes, equipados con duras y fuertes armaduras doradas, son apodados "muros" por los humanos, su combate se basa en la defensa, sin mostrar debilidades y esperar el momento justo para atacar, es muy difícil ver caer a uno de ellos en una contienda.

Las batallas en el desierto no cesan pero tampoco rompen con el avance de las razas. Alkan dió la orden de expulsar a los humanos del lugar luego de sufrir bajas en diferentes puntos de su territorio. Para poder cumplir su objetivo ordenó a Amalkar que arme una segunda fuerza, una fuerza de choque con armas de asedio que permitan destruir las instalaciones del puesto modular.
Seguramente muy pronto tengamos nuevas noticias...


EL ORGULLO NATIVO

(muy pronto)